Luego de una jornada marcada por sismos en Oceanía, un terremoto de 8.1 se registró en Nueva Zelanda, en el noroeste del territorio, alertando a las costas del mundo por posibles tsunamis.

La alerta se entregó por medio de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Nueva Zelanda, la que luego revocó la decisión, sin dejar de pedir a las personas que habiten zonas costeras tener precaución. «Esperamos que las áreas costeras de Nueva Zelanda experimenten corrientes fuertes e inusuales y oleajes impredecibles en la costa», indicaron.

En primera instancia, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA), descartó posibilidad de tsunami en las costas del país pero luego, en base a nuevas evaluaciones, el organismo estableció el Estado de Precaución a lo largo del país.

En las costas de Puerto Chacabuco, se esperaba posible oleaje o Tsunami en la madrugada del día viernes, la que fue cancelada  parcialmente a primera hora del día por la Armada de Chile, Directemar. A ello el capitán del puerto se refirió «En atención a datos obtenidos por estaciones de nivel del mar e información de campo y modelación numérica, se establece cancelación parcial de acuerdo a siguiente detalle: Región de Aysén cancelada. Se establece condición normal, restableciendo actividades marítimas a contar de las 07:30 HRS».