• Entre el 28 de noviembre y el 25 de marzo del próximo año llegarán 18 naves turísticas a los muelles de Emporcha y de Oxxean, totalizando más de 27 mil visitantes.

 

Consolidando su rol clave en el marco del turismo internacional, como puerta de entrada a la Patagonia chilena, Puerto Chacabuco está próximo a iniciar su Temporada de Cruceros 2022-2023, en cuyo marco esperará la recalada de 18 naves de pasajeros entre este mes y marzo del próximo año.

 

El ciclo turístico comenzará oficialmente el 28 de noviembre próximo con el arribo del “Seven Seas Mariner”. El barco, de bandera bahameña y 216 metros de eslora, operado por la línea de lujo estadounidense Regent Seven Seas Cruises recalará en los muelles de Puerto Chacabuco, con cerca de 920 turistas. Esta línea pertenece al gran conglomerado de líneas liderada por Norwegian Cruise Line, línea que ha recalado en Puerto Chacabuco desde el inicio de la llegada de estas naves a la región hace ya más de dos décadas.

Posteriormente, el 9 de diciembre el “Oosterdam”, de la línea Holland America Line, llegará con poco más de 2 mil pasajeros hasta las dependencias de Oxxean; mientras que el 29 del mismo mes, el “Norwegian Star”, de la Norwegian Cruise Line, recalará en los muelles de Empresa Portuaria Chacabuco con 2.348 cruceristas.

 

Entre el 4 de enero y el 25 de marzo se registrarán otras 15 recaladas, 7 de ellas en la infraestructura de Emporcha y 8 en los espacios de Oxxean, completando poco más de 27 mil visitantes que habrá durante el ciclo turístico, que cerrará a lo grande con la llegada del “Costa Deliziosa”, de la afamada línea italiana Costa Crociere.

 

De acuerdo con las autoridades de Puerto Chacabuco, la Temporada de Cruceros 2022-2023 permitirá ir “normalizando” el flujo de cruceros que comúnmente se recibían en la Región de Aysén, tras una pasada temporada de “inflexión” que trajo solo tres recaladas el verano pasado, pero que posibilitó volver a tener estas naves luego de un año y medio sin recibirlas en la región por causa de las restricciones de la pandemia del Covid-19.

 

Según Enrique Runin, presidente de Puerto Chacabuco, “la llegada de los cruceros a nuestra región siempre es recibida como una buena noticia; es una actividad que potencia el turismo y la economía local, y que expresan de forma positiva la sinergia entre el puerto y la ciudad. Creemos que es una industria que colabora a transversalizar esa relación, y que aporta beneficios concretos al territorio. Queremos seguir fortaleciendo a nuestro puerto principal como destino atractivo para este tipo de naves y además lograr que algunas líneas que operan naves pequeñas y medianas comiencen a ver a otras localidades de la región como posibles destinos”.

 

De cara al inicio de este ciclo turístico, Emporcha ha venido participado en una serie de coordinaciones junto a la Municipalidad de Puerto Aysén, Oxxean, Sernatur, servicios fiscalizadores y autoridades regionales, de manera de asegurar una buena atención a los 27 mil turistas que llegarán a bordo de los cruceros.

 

“Entre el puerto, la ciudad, las autoridades y los distintos actores del turismo estamos conscientes que los cruceros son una actividad que queremos cuidar y mantener, siempre con un espíritu de colaboración y diálogo con quienes estarán involucrados en la atención de nuestros visitantes”, añadió Runin, quien aseguró que desde Emporcha siempre habrá “total disponibilidad” hacia la actividad de los cruceros en nuestro puerto.