MÁS DE DOS MIL TURISTAS DE CRUCEROS ARRIBARÍAN EN MENOS DE CINCO DÍAS
A la Región de Aysén

MÁS DE DOS MIL TURISTAS DE CRUCEROS ARRIBARÍAN EN MENOS DE CINCO DÍAS

De las cuatro recaladas confirmadas para la presente semana, se suspendió este miércoles el arribo del buque “Costa Deliziosa”. Las condiciones climáticas adversas en el fiordo de Aysén impidieron la llegada del crucero más grande previsto para la historia portuaria de Aysén, con 294 metros de eslora.

La temporada de cruceros  turísticos internacionales  en Aysén  entró en tierra derecha. El itinerario oficial  registra un 70% de las recaladas previstas  en Puerto Chacabuco y ya son más de 10 mil los turistas desembarcados en el puerto principal de Aysén.

Al inicio  de la temporada, las proyecciones de la Empresa Portuaria Chacabuco estimaban  la llegada  de 17 mil turistas para un total de 16 recaladas  programadas en  la región de Aysén. Sin embargo, tres cruceros debieron cancelar su ingreso a la zona por razones de fuerza mayor, aun cuando ya habían iniciado su viaje por el cono sur de América.  Los dos primeros, por manifestaciones sociales que provocaron el bloqueo de  la ruta Aysén - Chacabuco y el último, por condiciones climáticas adversas.

La estadística general registraría una merma en alrededor de tres mil turistas. 

En tanto, sólo para la presente semana se estima que dos mil visitantes recorran los atractivos naturales y servicios turísticos de Aysén. El martes recién pasado  recaló en Puerto Chacabuco el crucero “Black Watch”, con 623 pasajeros a bordo y 370 tripulantes.

Para este jueves está previsto el arribo del buque “Regatta” con capacidad para 684 personas, con una estadía  planificada desde las siete de la mañana hasta las 20 horas. El próximo sábado 14 de febrero, en tanto, recalaría el crucero  “Artania”, el  que puede albergar a 1188 turistas en su interior.

El Gerente General de EMPORCHA, lamentó la cancelación del crucero de este miércoles, pues se trataba del más grande la historia portuaria de Aysén. “Nos informó el Subagente de nave SAAM que por decisión del capitán del buque, debido a las malas condiciones del tiempo en el sector del fiordo de Aysén, tomó la decisión de suspender la recalada en Puerto Chacabuco y continuar su viaje hacia Puerto Montt, así que lamentablemente tuvimos que desmontar la operación no solamente nosotros como puerto, sino  también el operador turístico y las personas que estaban instaladas en los domos.  Es la primera vez que nos ocurre, por este motivo,  y lamentablemente, escapa a nuestro control”, expresó.