• Muelles bajo la administración de Emporcha transfirieron 489.230 toneladas de mercancías entre enero y noviembre de 2021, casi 40 mil más que el total movilizado en los doce meses del año pasado.

Corroborando un paulatino incremento en la actividad de transferencia de carga a través de los terminales bajo su administración, la Empresa Portuaria Chacabuco (Emporcha) se prepara para finalizar este año ya habiendo superado en noviembre la totalidad del movimiento de mercancías que se realizó en 2020.

En efecto, según cifras de la portuaria, entre enero y noviembre los distintos terminales y muelles bajo su operación totalizaron una transferencia de 489.230 toneladas de carga, casi 70 mil más que las 415.452 completadas en igual periodo de 2020.

Es más, los once meses de actividad que hasta ahora se han verificado este año superan, además, las 449.701 que se transfirieron durante todo el año pasado, cuando la actividad logística y comercial se vio más impactada por la pandemia a nivel global.

Del total de carga transferida por los terminales de Emporcha, 122.963 han correspondido a lo movilizado a través de su muelle comercial, mientras que otras 365.992 se han hecho desde y hacia el terminal de transbordadores, donde la gran parte -360.112 toneladas- es parte del servicio de cabotaje. Otras 275 toneladas se movilizaron desde su muelle flotante.

El aumento de la actividad portuaria este año, además, se ha visto reflejado en la cantidad de TEUs atendidos desde la infraestructura aysenina: 2.966 se movilizaron entre enero y noviembre, casi un tercio más que los 2.146 de todo 2020.

Por otra parte, la recalada de naves también creció en número durante este periodo, alcanzando 3.651 a la fecha en los muelles de Emporcha (3.318 hubo en todo 2020), a las que se suman 12.569 en Puerto Cisnes, 848 en Melinka, 306 en Aguirre, 189 en Gala y 168 en RMB, también bajo la administración de Chacabuco.

“Como Empresa Portuaria Chacabuco somos optimistas respecto a esta recuperación que se ha visto en la transferencia de carga a través de nuestros terminales durante este año, luego de un 2020 que sabemos estuvo marcado por un menor movimiento. Creemos que las buenas cifras en lo que llevamos de 2021 pueden marcar la antesala para un buen periodo en el corto plazo”, comentó María Francisca Yáñez, presidenta de la portuaria.

Si bien todavía la crisis sanitaria impone incertidumbre sobre el futuro, la ejecutiva estima que -sobre todo desde el segundo semestre- se ha podido vislumbrar un incremento en las actividades a las que Emporcha sirve: aunque la mayor parte de la carga transferida es de tipo general, también se ha prestado atención a distintos sectores económicos como carga industrial, salmonera, pesca blanca, ganadera y forestal, corroborando el compromiso de Emporcha con el desarrollo de la actividad económica de la Región de Aysén.