El lunes 5 de abril de 2021, el Buque Escuela Esmeralda recaló en las costas de la región de Aysén, en Puerto Chacabuco, donde autoridades de la región recibieron a los 278 tripulantes –30 de los cuales son mujeres-, los que sorprendieron a todos los asistentes con canciones en vivo de la banda musical de la Armada.

La recalada de la Dama Blanca –como también se le conoce- en el muelle de la Empresa Portuaria Chacabuco, se realizó en el marco de su LXVI Crucero de Instrucción, y a pesar de que en su última visita convocó a más de tres mil personas, en esta oportunidad -por la situación del país por COVID 19- se decidió no realizar actividades con la comunidad. La última visita de La Esmeralda fue en noviembre de 2020, donde tardó más de 36 años en volver a las costas de la región. En dicha oportunidad el público pudo acercarse al buque para tomar fotografías, además de ver de cerca este buque escuela, y nave embajadora ante el mundo más significativa del país, congregando a miles de personas en sólo una jornada.

Navegando desde Cabo de Hornos -donde la navegación se hizo por vela-, a las 8:30 am del día lunes, se podía divisar al Buque Escuela en aguas del Fiordo de Aysen, donde estuvo hasta hoy miércoles, zarpando a las 7:00 am del puerto y permaneciendo en la bahía de Chacabuco hasta las 20:00 horas donde podrá seguir siendo apreciada por la comunidad, para luego continuar con su navegación, la que debido a la contingencia mundial se realiza íntegramente en aguas nacionales.

El Capitán de Navío, Oscar Manzano Sanguinetti –Comandante del Buque Esmeralda-, considera su navegación por las costas australes muy significativa, y respecto a esto comentó: “Iniciamos nuestro viaje a principios de febrero desde Valparaíso a Juan Fernandez, y de ahí iniciamos nuestra ruta al sur. Pasamos por Puerto Montt para dirigirnos a la zona más austral del país, donde llegamos a navegar el Cabo de Hornos. Ahora, ya vamos rumbo hacia norte, y esta pasada a Chacabuco -la segunda vez consecutiva en menos de un año- es muy especial.  El año pasado La Esmeralda tuvo una tremenda experiencia aquí, por el cariño de la gente de la región de Aysén, y por eso mismo se coordinó nuevamente pasar a Chacabuco”. A eso agregó “La importancia de volver es mostrar nuestro buque en los puertos nacionales, y que todos los que están de guardia marina conozcan los lugares marítimos más importantes que tiene el país, y que sin duda Puerto Chacabuco es uno de ellos. Son muy pocas las oportunidades que tienen los mismos marinos de recalar a este puerto”.

Respecto a la situación por COVID 19 que vive nuestro país y el mundo, y la imposibilidad de realizar una actividad con la comunidad, comentó “Todo nuestro viaje ha sido en una situación de pandemia, por eso estamos restringidos a bajar en los puertos habitados, por lo que entendemos perfectamente cuales son las restricciones y lo que se puede o no hacer. Agradecemos que hayan venido las autoridades en nombre de la gente de Aysén, ellos son los que demuestran el cariño de toda la comunidad. Estamos contentos de estar en Puerto Chacabuco, sabemos que la gente hubiese estado acá mostrando su cariño si no estuviésemos en esta condición”

Así mismo, la Intendenta de la región de Aysén, Margarita Ossa Rojas, se refirió a la recalada de la Esmeralda de manera positiva: “En nombre de todos los habitantes de la región de Aysén hoy estamos muy orgullosos de recibir al Buque escuela Esmeralda, un buque histórico para nuestro país y que, además, esta es su cuarta recalada en nuestra región” y respecto a la pandemia agregó, “Nosotros a nombre de los habitantes de la región les traemos todo el cariño, toda la hospitalidad, pero no vamos a poder subir, ni ellos bajar porque tenemos que cuidarnos entre todos la salud, pero estamos muy contentos, hemos recibido al capitán, intercambiado palabras, y creo que ellos también están muy emocionados de estar nuevamente en Puerto Chacabuco”.

Ahora, el buque se dirige rumbo al norte, donde espera seguir conociendo los principales puertos del país con sus 280 tripulantes, de los cuales 93 son Guardiamarinas y 41 Marineros, además de considerar a cuatro Oficiales de las otras ramas de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública, en su crucero.